Aerolíneas Reduce 29 Millones de Gasto en Sistemas de Gestión

Autor: No hay comentarios Compartir:

Cuando estuve en las oficinas de Aerolíneas para la presentación de Estados Contables, se había mencionado que en el esfuerzo de racionalizar gastos, la compañía había renegociado un contrato con Sabre para la provisión y mantenimiento del sistema de GDS (Global Distribution Systems). Legado de la cortísima experiencia de American Airlines, no se discutieron los cánones desde su instalación. Y tampoco se discutieron los SLA (Service Level Agreements), que son los estándares de calidad del soporte de ese servicio.

Como parte de su política de ahorros, eliminación de subsidios y auto-sustentabilidad, Aerolíneas Argentinas obtuvo un ahorro de 29.000.000 de dólares anuales en los contratos con su sistemas de reservas, check-in y gestión aeroportuaria.

Desde 1998, cuando Aerolíneas Argentinas contrató los servicios de la empresa Sabre como proveedor principal de su sistema de reservas, el contrato jamás había sido revisado. El resultado de esta renegociación es una reducción del 30% en el pago de los servicios contratados.

El nuevo contrato implica además importantes mejoras en las obligaciones contractuales y funcionalidades de los sistemas de reserva, redundando en un mejor servicio para los pasajeros.

“Esta iniciativa es una de las metas que nos planteamos como gestión seria y responsable. Nuestro compromiso es con los argentinos, que son los dueños de la compañía y que están interesados en que su dinero sea administrado de forma transparente”, expresó Mario Dell’Acqua, presidente del Grupo Aerolíneas.

Cabe destacar, que Aerolíneas Argentinas está llevando adelante una consistente política de ahorros basada en la optimización de recursos, combustible, consumibles aeronáuticos y en la revisión permanente de los contratos vigentes. En la misma línea, durante el 2017 Aerolíneas Argentinas realizó un ahorro de 81.000.000 de dólares.

Del mismo modo, durante el mes de mayo, la compañía anunció la eliminación en el pago de comisiones a agencias de viaje por ventas en el mercado de vuelos de cabotaje, obteniendo como resultado un ahorro de 4.000.000 de dólares.

Durante el segundo semestre de 2018, la compañía continuará llevando adelante iniciativas de ahorro por un total proyectado de 55.800.000 de dólares, incluyendo los sistemas de reservas, materiales aeronáuticos, repuestos y otros servicios contratados.

La consistente reducción de las perdidas, el crecimiento en la operación y las iniciativas en materia de ahorro por parte de la compañía son la explicación de la baja en los aportes del Estado Nacional a la empresa, que luego de una década con un promedio de aportes por US$ 678 millones pasaron a 302.000.000 en 2016, 183.000.000 en 2017 y 82.000.000 millones en 2018.

Avanzaremos en los próximos días sobre los sistemas GDS, cómo se implementan y cómo son una parte fundamental de la aviación comercial global.

Además del ahorro en el GDS, el resto de las iniciativas de Aerolíneas para reducir el déficit y, sobre todo, eliminar gastos superfluos es elogiable, y también es una muestra de cómo fueron pasando las gestiones y cómo algunos tótems intocables finalmente se revisan y se ponen en regla.

Lo importante, más que el ahorro, es invertir la ecuación: que lo que antes era negocio para algunos, se transforme en servicio para la compañía que es de todos.

Anterior

Etihad Y el Boeing 777-9X: Una Relación en Peligro

Siguiente

Experiencia Avianca Argentina, Parte 2: Santa Fe y Vuelta a Casa

Artículos Relacionados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: