Aerolíneas, Flybondi y la propiedad transitiva de los quilombos

Autor: 7 comentarios Compartir:

El sábado pasado, corrió rápidamente la novedad: un reventón de cubierta hizo que un A330 de Aerolíneas que volaba con destino Ushuaia volviera a Ezeiza. Luego, el mismo día, un 737-800 desvía también a Ezeiza por fallo hidráulico. Una puerta mal cerrada implica que otro vuelo retorne a manga. Uno más con una falla de configuración.

Hasta ahí, la sorpresa de un día con novedades en la operación, y no más que eso. En algo que retomaré más adelante, y que ya dije varias veces, este tipo de cosas son comunes a todos los operadores. Me voy a enfocar en lo que vino después, y que tiene una pinta de ser imposible de erradicar. Pero créanme que desde acá lo voy a intentar.

Lo que vino después es la nueva aparición de las bandas a favor y en contra. Las huestes de aquellos que cuando AR tiene un problema saltan con “je, y después le dicen a Flybondi”, o mi favorito “yo pensé que le pasaba sólo a las low cost, je”. También aparecen sus obvios y lógicos antagonistas: “bueno, pero peor es lo de Flybondi” y similares. Y en un punto, los dos grupos se dan vuelta y miran hacia aquellos que hacemos periodismo de aviación. Y elaboran teorías sobre por qué una noticia se cuenta y la otra no. O se cuenta más tarde, o se le agrega un tenor, o una subjetividad, o una intención. Hay que decir algo, porque no decir es tomar una postura. Y si vas a decir algo, que sea lo que a mí me gustaría que sea. Si decís otra cosa, sos cómplice. Con eso en cuenta, vamos a la base del asunto y después seguimos con otra cosa que me parece más importante. Pero arranquemos por acá: La rueda del A330.

Como ya he dicho en otras oportunidades -Dios nos libre y guarde, criticando a Flybondi-, una rueda rota es algo relativamente común para todos los operadores del mundo. Lo que en su momento dije sobre el avión de Flybondi que rompió una cubierta en Asunción fue que la cuestión no va por la rotura, sino por lo que hizo después de haberse notificado de la misma. Lejos de volver a origen, siguió viaje y terminó desviado a Ezeiza. Ese es el punto criticable. Del mismo modo, y con la costumbre esa de medir las cosas con la misma vara, me parece que AR hizo las cosas como las debe hacer cuando, detectado el inconveniente, regresa a su base. Así de simple. Así de corto.

La situación de AR el sábado me lleva a preguntarme una cosa: si un avión tiene una pérdida de fluido hidráulico -nótese que la compañía me importa un soberano carajo- qué esperan sus detractores que haga sino declarar emergencia, pedir un desvío a una pista sensiblemente más larga y segura, y pedir servicios a la llegada? Es lo que le exijo a todos los operadores: tratar una emergencia como lo que es, sin considerar factores ajenos a lo que debe ser prioritario: la seguridad operacional. El día que empezamos a poner en la balanza cosas exógenas a la mejor decisión técnica y operativa posible, es el día que estamos más cerca de un palo.

Podemos hilar fino en las razones de esa emergencia por fallo hidráulico, pero seguramente lo hará la Junta. Podemos especular sobre la rueda rota del 330, podemos plantearnos la inconveniencia de la alarma de configuración, o la puerta mal cerrada. Seguramente habrá cosas que revisar, y así se hará. Son cosas que pueden pasar, y hay todo un sistema atrás para mitigar los riesgos. Hay procedimientos que seguir, y todas las compañías los tienen. Algunas son más restrictivas que otras, y la seguridad en la operación será una consecuencia de esa filosofía.

He aquí la propiedad transitiva de los quilombos: Si le pasa algo a Aerolíneas, es de algún modo problema de Flybondi. Y si le pasa a Flybondi, es mágicamente problema de Aerolíneas. La grieta más imbécil de todas. Basta. Nadie dice que AR está exenta de problemas, ni que Flybondi los tiene todos. Lo que sí está claro es que ante eventos similares, la respuesta fue otra. Y ése es el punto. No significa que defiendo a pie juntillas lo que Aerolíneas hace, ni que ataco a Flybondi. Decir que no ataco a Flybondi no significa que la defiendo. Y en total honestidad, es insufrible tener que estar aclarando esto todo el tiempo.

Es insufrible ver a colegas que se ven forzados a aclararlo. Cada uno debería poder sostener abiertamente una postura sin que ello implique la lapidación automática e inmediata del bando que no se siente completamente identificado con lo que dice. Ojo, también eso implica que hay que tener la honestidad periodística suficiente para salir del closet y hacerse cargo de los intereses que se sirven cuando no se es ecuánime. Me cansé de ver pelandrunes dándoselas de periodistas y que sólo cuentan un lado de la historia. La peor clase de tibios: los que a todas luces son, y que siguen pensando que la gente no se dio cuenta. Entretenedores, reafirmadores de aquello que se sabe equivocado, pero como lo dicen los míos es verdad.

Los pseudo relatores del “todo está bien” versus los “todo está mal”. Haciendo periodismo de tribuna, hablándole a los suyos. Reforzando la idea general desde el más atroz de los desconocimientos: el selectivo. No, no todo está bien en la Revolución de los Aviones. No todo está mal. La aviación comercial Argentina no se debate entre low cost sí y low cost no. La discusión es otra, y es más vieja que Mirtha: operar bien u operar mal. Un estado garante de un juego limpio y -por sobre todo- seguro o un estado promotor de una apertura a tontas y locas. La falsa dicotomía que quieren instalar es un insulto a la inteligencia colectiva. Pero qué fácil le hace las cosas a los periodistas partidarios. Al que le sigue la campaña al equipo de la D y que cuando gana es mejor que el Barcelona, y cuando pierde es que la AFA lo tira al bombo.

Bien, es hora de decir entonces que quien busque en este espacio una reafirmación automática a aquello que cree desde la ideología política, deberá leer más de una vez. Porque acá, todo es lo mismo, en la medida que todo es distinto. Para que quede más claro: cuando exista este tipo de eventos mi criterio de evaluación, basado en el poco, mucho, suficiente o insuficiente conocimiento que tengo, tendrá que ver siempre con lo que operativamente tenga que ver con lo que la industria determinó como mejor práctica. La línea aérea, su modelo de negocio, su composición societaria, sus inversores, el grado de alineamiento con el gobierno de turno, el factor político circundante a su personal, su representación gremial o lo que carajo sea que se aleje de aquello que se determina como concerniente a la seguridad operacional, me va a importar un reverendo huevo. Ayer, hoy y dentro de 30 años.

Este proyecto se ha caracterizado desde el día uno por complicarse abiertamente la propia existencia buscando siempre la ecuanimidad. Y lo seguirá haciendo.

 

 

 

 

 

Anterior

Tucumán-Rosario, nueva ruta de Flybondi

Siguiente

Norwegian Argentina, con sindicato propio

Artículos Relacionados

7 comentarios

  1. Hola Pablo unas dudas que me quedan, el A330 de AR se declaró en emergencias?
    Con respecto al avion de Flybondi, existe alguna diferencia con respecto a la seguridad haber aterrizado en Ezeiza o volver a Asuncion?
    Creo que se deberian haber declarado ambos en emergencia, mas alla si siguieron “viaje” o volvieron.
    Saludos

  2. Hola Pablo. Ayer puse un comentario pero no salio.
    Tengo algunas dudas, el A330 de AR se declaró en emergencia o solo volvió a Ezeiza?
    En el caso de Flybondi, existe alguna diferencia con respecto a la seguridad, condiciones de la pista, etc al haber decidido aterrizar en Ezeiza o volver a Asuncion?
    Creo que en ambos casos se deberian haber declarado en emergencia, mas alla si volvieron o siguieron “viaje”.
    En el post tuyo del incidente de Flybondi lo dejas muy claro los motivos por los que se deberia declarar la emergencia por parte del comandante.
    Saludos

    1. Hola Fede, habían salido los dos comentarios, así que contesto en este.
      El AR vuelve a Ezeiza y pide servicios al arribo, mientras que el F05061 no pidió servicios. Independientemente de volver a origen o continuar, lo importante es tener servicios en stand by para tratar alguna situación de riesgo con inmediatez.
      Para pedir servicios tenés que reportar un Pan-pan o un emergency, cosa que se omitió hacer en el vuelo de Asunción.
      Saludos!

  3. Un aporte interesado: cuando se compara a AR con Flybondi, en lo que a incidentes se refiere, para hacerlo seriamente se deberian tomar en el último año, la cantidad de reportes de incidentes de cada una y contrastarlo con, por ejemplo, cantidad de aviones, horas de vuelo, cantidad de vuelos, cantidad de decolajes/aterrizajes. Eso nos proporcionaria un dato que sorprenderia a mas de uno, que vierte en los medios, solo posturas ideologicas, que no se sostienen con una mera estadistica como la propuesta.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: