Vuelo Federal A Bordo del 737 MAX, Tramo 2: Jujuy- Cordoba

Autor: 2 comentarios Compartir:

Aterrizamos en el Aeropuerto de Jujuy y nos esperaba el arco de agua, anunciado por el comandante, y que volvió a generar aplausos de los pasajeros. Al pie de la escalera, una banda militar se encargó de darle un poco de pompa al evento.

Listo el autobomba de la ANAC para mojarnos. Bienvenidos a Jujuy!
En plena faena mojativa
Matamos a fotos al MAX, ya que fue imposible hacerlo en Aeroparque. Aquí, unas cuantas.
De ahí, pasamos al interior de la terminal donde el Gobernador Gerardo Morales destacó el crecimiento de la oferta de la línea aérea a la Provincia; a continuación, habló Mario Dell’Acqua, Presidente de la compañía, que contó que el número de pasajeros totales de Aerolíneas Argentinas había crecido en dos millones y medio en los últimos dos años. También dijo estar muy contento por traer “al bebé” a Jujuy, y que no esperaba tal crecimiento de la empresa en el último año. Indicó que la cantidad de pasajeros que viajan por AR sin pasar por Buenos Aires creció un 80! por ciento, consolidando el Hub Cordoba y la conexión interprovincial.
Un detalle que llamó la atención fue que Dell’ Acqua mencionó 5 737 MAX, cuando teníamos entendido que había 11 conversiones del contrato original. No pude preguntar en ese momento, pero el día es largo.
Terminado el acto, hubo un rato para un café y llamar a casa. Pronto, comenzó el embarque, que se puso un poco caótico en un principio pero fue rápidamente resuelto.
Aproveché en este tramo para probar otro asiento de económica, el 5C. El espacio de piernas cambia, pero no es incómodo. Un gran detalle es el puerto USB en todos los asientos y la posibilidad de acceder a contenido de entretenimiento a través del streaming propio de la aeronave y la aplicación Bravo Aerolíneas. Por lo que cuentan, no está aún disponible en IOS, pero sí en Android.
La ocupación de este segundo vuelo fue parecida a la del primer tramo; a falta de un porcentaje, redondeo en un “hasta las manos”. Muy pocos asientos libres. El servicio incluyó bebidas pero no snacks esta vez. Desde mi asiento no vi a nadie desfallecer de hambre en este vuelo de hora y diez minutos.
El comandante (Pablo Villar) se despide -la tripulación completa cambia aquí en Cordoba e imagino que con la nueva daremos el resto de la vuelta-  y anuncia que en la terminal nos espera otro arco de agua: sigue el festejo y completamos el segundo tramo del Vuelo Federal. Más tarde nos embarcamos en el tramo Córdoba- Ushuaia, todo arriba del Benjamín de la flota: el MAX 8.
Anterior

Vuelo Federal A Bordo del 737 MAX, Tramo 3: Cordoba- Ushuaia

Siguiente

Vuelo Federal A Bordo del 737 MAX, Tramo 1: Casa- Jujuy

Artículos Relacionados

2 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: