diazpez@diazpez.com

Los shows aéreos son eventos en los que la industria de la aviación -no sólo la comercial- presenta sus novedades, anuncia sus proyectos y cierra contratos de provisión de aviones o servicios. Los años impares, el Paris Air Show es el lugar de referencia de la industria. Los años pares, la acción se traslada a Farnborough, Reino Unido. Este año me toca seguirlo desde Buenos Aires, pero 2018 va a ser un año distinto en lo que a asistencia a Shows se refiere.

Más allá de la belleza de la experiencia de estar cerca de aeronaves preciosas, Le Bourget pertenece al selecto grupo de exhibiciones en las que los fabricantes muestran sus garras comerciales. Como casi nunca, este año habrá novedades, peleas y primicias. Aunque en una segunda vista, hay mucho que es más de lo mismo. Tratemos de ver, fabricante por fabricante, cuáles son las expectativas y las realidades de este salón de París.

Airbus: SuperJumbo con Winglets

Una de las novedades que va a presentar Airbus este año es el A380 Plus, que no es más que el A380 de siempre pero con split winglets y un rediseño de una de las escaleras internas. que le permite llevar 80 pasajeros adicionales, lo que sumado al 4% de incremento en la eficiencia del consumo de combustible le dará un 13% de reducción en el costo por pasajero.

Las otras novedades del grupo, no son tan novedades: el A321Neo hará una demostración de vuelo, del mismo modo que el A350-1000, que está completando su proceso de certificación. En el área de la industria militar, el grupo presentará el A-400M, el C-295 y el Eurofighter Typhoon. Además, la división helicópteros llevará los modelos H130, 135, 145 y el de ataque Tiger.

Al momento, y bastante calladito, Airbus cerró 217 órdenes, entre ellas 50 para la región: Viva Air firmó por 15 A320Ceo y 35 A320Neo. No serán las únicas novedades para Latinoamérica. Habrá que estar atentos.

El video de presentación de los productos de Airbus, merece ser visto más de una vez:

 

Boeing: 10 + 10 + 797

El gigante de Renton llevó dos realidades y una promesa: el 787-10, el 737 MAX10 y ha empezado a delinear las expectativas alrededor de la solución Middle Of the Market (MOM), del que ya habíamos hablado en esta nota.  Vamos a ir uno por uno. Pero primero, la belleza del video de presentación:

El Boeing 787-10 tuvo un paso fallido por Le Bourget: de hecho, ya inició el regreso a Seattle. La realidad es que el -10 fue alargado para aumentar la cantidad de pasajeros (de 283 del -9 a 396 en 2 clases), pero el simple alargamiento (sin ningún rediseño adicional) generó que el avión penalice en alcance. Lanzado en 2013, realizó su primer vuelo recién este año, y su total de pedidos se clavó en 149, allá por 2015. Es un poco apresurado tildarlo de fracaso, pero el número de órdenes es bajo y no se ha movido en un buen tiempo, lo que habla de cómo lo recibió el mercado.

La estrella del show hasta ahora es el 737 MAX 10, en dos días cerró 300 pedidos del modelo: 42 órdenes firmes, 138 conversiones de pedidos de otras versiones (100 son de United, que había pedido MAX 9), 100 Memorandos de Entendimiento (los vimos en esta nota) y 10 conversiones de opciones.

Lo más significativo de cara al futuro es la “presentación” del 797, que apunta a competir directamente contra el A321Neo. Nos extendimos en esta nota al respecto, pero cabe reforzar que la idea de tener un avión que compita en 2030 contra un avion que es una realidad hoy, es al menos polémica. Más cuando se puede tomar la base del 787-8 y reconvertirla. El 737 MAX10 es el máximo desarrollo posible de la familia del venerable 737 (que llegó en este París Air Show a los 14.000 aviones pedidos desde su primera aparición), y la cuerda no puede tensarse más en ese diseño.

El 797, proyectado para el Medio del Mercado y para 2020-2030.

También hay novedades de otros fabricantes: repasemos.

Embraer

El constructor Brasileño lleva a la exposición en vuelo al E-190 E2, y el KC-390. Como dato de color, el avión militar lleva la bandera Argentina (FADEA construye algunas partes) en su lateral. Ya cerró 48 órdenes del 190E2, y tiene expectativas por unas 40 órdenes más. Como filmar está barato, pero no hay tanto para gastar como Boeing o Airbus, el video de Warm Up no tiene tanta onda. Pero vale igual:

 

Bombardier

El fabricante Canadiense (que se sigue agarrando de los pelos con Boeing por los subsidios), cerró 62 órdenes del Turbohélice Q400 (50 son para SpiceJet), lo que marca la confiabilidad del modelo, y hasta el momento, el acotado interés sobre la Serie C. (CS100 y CS300).

El Bombardier Q400, habitué de la flota regional de SpiceJet.

ATR

Aun cuando juega de local, el mercado de turboprops está relativamente quieto para el fabricante Francés. Probablemente anuncie acuerdos hacia el final de la semana, ya que hasta el momento cerró 15 órdenes. 10 ATR 42-600 con el grupo inversor Chino Shaanxi Tianju, 3 42-600 con otro grupo inversor del mismo país y 2 ATR 72-600 con Air Senegal. Veremos cómo se mueve la aguja para ATR en los próximos días.

Mi solidaridad con el Senegalés de traje marinándose al cemento Parisino.

 

En síntesis, al cierre del día 2, el París Air Show generó 1038 órdenes de aviones, por 54.300 millones de dólares. A eso, hay que sumarle contratos que han obtenido fabricantes de motores, acuerdos de provisión de servicios, y un carísimo etcétera. Quedan 3 días, y luego la fiesta: donde el público general se junta a ver aviones. En esta parte de la semana, el mercado define qué vendrá en los años que siguen.

 

39 años. Argentino. Casado.
Profesional de IT por elección, Aeronáutico por vocación.
Casi piloto. Casi Spotter. Casi Ingeniero.
Viajero ocasional, nerd frecuente.
Pablo Díaz

Administrador