diazpez@diazpez.com

Ayer Jueves 22 de Junio, Norwegian inició la venta de pasajes entre Londres y Buenos Aires. A partir del 14 de febrero de 2018, servirá la ruta con 4 vuelos semanales entre Ezeiza y el aeropuerto de Gatwick.

La primera gran euforia dio rápido paso a cierta decepción: los precios de Norwegian “no son tan low cost” como se esperaban. Un poco como estrategia de marketing, un poco por cierta ambigüedad en la comunicación, los tan famosos 400 Euros ida y vuelta se transformó en una tarifa escalable a partir de los 760 Euros.
También es cierto que la oferta inicial de LEVEL dejó la vara muy alta: los pasajes a $4000-6500 que se vieron en los primeros días fomentaron la idea que las rutas operadas por companías de bajo costo de larga distancia serían ofrecidas con costos sensiblemente inferiores. La realidad, es un tanto distinta.
Asumo que esta parte del análisis tiene mucho de Diario del Lunes, pero la estrategia de precios de LEVEL era sencillamente insostenible en el largo plazo.
Evaluemos hoy ambas propuestas, y veremos un par de detalles muy interesantes.
Caso 1: Londres vía Norwegian
Londres siempre ha sido un destino caro, y hay muchas chances de que el Brexit empuje sus precios hacia arriba.
En una búsqueda hecha la misma mañana que se pusieron a la venta, encontramos estos precios en Norwegian: 
757 Euros por la tarifa más económica:: sin selección de asiento, sin comida y sin equipaje despachado. Como decimos seguido, si es una configuración de viaje que sirve, adelante.
Para las mismas fechas, la oferta global se ubica bastante arriba, inclusive comparándola con la tarifa Lowfare+, que incluye asiento, comida y equipaje. 917 Euros lo hace la tarifa más baja del mercado para las mismas prestaciones. Inclusive, es más barato que los pasajes con 1 escala, y 600 Euros más barato que el otro directo.
Caso 2: Barcelona con LEVEL (pasado el furor)
Aquí, una sorpresa. Hoy por hoy, LEVEL es más cara y tiene menos servicios que varios operadores tradicionales. En el ejemplo, 12 al 23 de febrero, Buenos Aires- Barcelona:
Level ofrece 1311 Euros, sin selección de asiento, sin equipaje despachado y sin servicio de comida a bordo. Las otras ofertas para la misma fecha:
Además de identificar el pasaje más barato en casi 500 euros menos (si bien implica dos paradas, Qatar completa el viaje por 837 Euros), las opciones son varias: por menos de 1000, Alitalia con una escala en Roma, y en vuelo directo, Aerolíneas Argentinas cuesta casi 200 euros menos que LEVEL -en el gráfico, aparece como Iberia-, pero con selección de asiento, comida y equipaje despachado.
Aquí surgen las siguientes preguntas: Cuál es el precio estándar de la oferta Low Cost de Larga Distancia para Argentina? Se acerca a los 400 Euros de LEVEL del principio, los 750/900 de Norwegian o los 1300 de LEVEL actuales? Haciendo cierta futurología basada en los números, observamos que el promedio de costo de los pasajes del LCC de IAG se estabilizó en los 1300, por lo que la primera oferta presentada fue una estrategia de marketing con el objetivo de captar mercado y darse a conocer, y en esa meta, fue exitosa. Sin embargo, la sensación que deja la brecha de precios entre esa primera oferta y el precio actual está impactando negativamente en la imagen de marca. No descarto que haya ofertas en un futuro, pero en el caso de ser administrada del mismo modo, es probable que sume frustración en el universo de pasajeros que llegue tarde a la primera tanda de asientos económicos disponibles.
Hay un detalle: fuera de los fanáticos y de cierto segmento plenamente informado sobre LEVEL, la noticia de “la low cost” llegó tarde, y no han sido pocos los casos en los que la imagen de marca se fijó con un “ah, pero no es tan barato.”
La aproximación de Norwegian, en cambio, es más conservadora: viendo la oferta de pasajes, el precio se mantendrá estable dentro de lo que se está ofreciendo en este primer contacto. Y eso les deja márgenes para hacer ofertas, con un estándar ya establecido. Es decir: sabemos que salvo alguna oferta loca, Norwegian sale 750 euros. Puede que salga menos, pero difícilmente salga más. La sensación inversa a lo que LEVEL hizo.
Más allá de estas dos compañías, otra cosa que podemos observar es que en Long-Haul, la oferta Low Cost a esta parte del mundo no se aleja demasiado de la oferta tradicional: principalmente, porque hay un factor inexorable: la cantidad de kilómetros. El costo por asiento por milla es ineludible, y será entonces cuestión que las compañías puedan llevar al minimo esa ecuación para ofrecer un precio competitivo. La clave estará en los Ancilliary Services, pilar fundamental de la operación Low Cost.
Por el lado de las líneas tradicionales, o Full Service Carriers, con la competencia presentada, el escenario está claro: también deberán ajustar su oferta de servicios, pero no hubo -ni habrá- ningún prestador que rompa el mercado: se tratará de convivir y competir en relativa igualdad de condiciones. Como ya hemos hablado, la línea entre LCC y FSC se sigue desdibujando. Y eso es bueno para los pasajeros.
39 años. Argentino. Casado.
Profesional de IT por elección, Aeronáutico por vocación.
Casi piloto. Casi Spotter. Casi Ingeniero.
Viajero ocasional, nerd frecuente.
Pablo Díaz

Administrador

A %d blogueros les gusta esto: