diazpez@diazpez.com

Air Berlin, la segunda aerolínea alemana, solicitó la protección de la quiebra el martes después de que la accionista clave Etihad Airways retiró fondos tras años de pérdidas, lo que disparó una pelea por sus activos más valiosos: los slots de operación en aeropuertos alemanes.

La medida ofrece a Lufthansa y sus rivales una oportunidad de adquirir esos slots en aeropuertos tan codiciados como Berlín Tegel y Duesseldorf, siendo sobre todo una enorme oportunidad para la aerolínea más grande de Alemania de blindar su posición en el frente doméstico frente a la expansión de su rival Ryanair.

Lufthansa confirmó que estaba en conversaciones para hacerse cargo de partes del negocio, mientras que una fuente dijo que easyJet era la segunda aerolínea a la que el gobierno se refirió como que está manteniendo conversaciones con Air Berlin. El carrier británico se negó a realizar comentarios.

La insolvencia llega en un momento complicado, con miles de alemanes disfrutando de las vacaciones de verano, y justo antes de las elecciones generales de septiembre. El gobierno alemán ha concedido un préstamo puente de 150 millones de dólares para permitir a Air Berlin mantener sus aviones en el aire durante tres meses y asegurar los empleos de sus 7.200 trabajadores en Alemania mientras continúan las negociaciones. El gobierno dijo que esperaba que las decisiones resultaran de estas negociaciones en las próximas semanas.

Lufthansa ya alquiló en wet-lease aviones de Air Berlin para cubrir vuelos de Eurowings y no ha ocultado su interés en asumir más negocios de Air Berlin, siempre teniendo en cuenta los posibles obstáculos que plantean las deudas, y el complejo escenario de adquisición que plantean las estrictas leyes antimonopolio Europeas. Si proespera el plan, Lufthansa se haría con aviones y personal, pero no con la administración y los acuerdos salariales de Air Berlin, pues en Eurowings los pilotos tienen salarios mucho más bajos.

“Lufthansa ha jugado un astuto juego de espera a lo largo de varios años y ahora está bien posicionada para seleccionar las partes de la operación de Air Berlin que mejor le convengan sin comprar toda la empresa”, dijo Jonathan Wober, analista del Centro CAPA.

Ryanair y sus quejas

Ryanair dijo que Air Berlin estaba siendo preparada para una adquisición de Lufthansa, lo que según la línea Irlandesa violaría las leyes de competencia. Sin embargo, el ministro alemán de Transportes Alexander Dobrindt dijo que estaba seguro de que no habría problemas de monopolio porque la compañía sería vendida en segmentos.

En un comunicado publicado después de horas de negociación, la compañía aérea irlandesa dijo que había presentado una queja ante las autoridades alemanas y europeas de la competencia en relación con “la obvia conspiración” que se estaba desarrollando en Alemania sobre Air Berlin. “Esta insolvencia fabricada está siendo claramente establecida para permitir a Lufthansa hacerse cargo de Air Berlin libre de deudas, lo que infringirá todas las reglas de competencia alemanas y europeas conocidas”, dijo la declaración de Ryanair.

Un portavoz de la Comisión Europea dijo que estaba en “contacto constructivo” con Alemania sobre el asunto de Air Berlin. Las normas de la Unión Europea en materia de ayudas estatales permiten la concesión de ayudas de salvamento y de reestructuración a empresas con dificultades financieras, pero dichas ayudas están sujetas a condiciones estrictas.

Air Berlin, que se hizo famosa por el servicio “Mallorca Shuttle”, acumuló deudas después de que una serie de adquisiciones y reservas se han visto afectadas en los últimos meses por las preocupaciones sobre sus finanzas. Tuvo pérdidas netas casi todos los años desde 2008 y en 2016 reportó un déficit récord de 782 millones de euros (915 millones de dólares), equivalente a más de 2 millones de euros al día.

Un avión de Air Berlin.

El financiamiento de Etihad Airways, que compró a Air Berlin en 2011, ayudó a mantenerla a flote y la aerolínea de Abu Dhabi proporcionó 250 millones de euros adicionales en abril. Pero Etihad ha estado revisando sus inversiones europeas después de que no lograron los beneficios esperados. Alitalia, otra de las inversiones de Etihad, también está en administración especial y está buscando compradores. Las conversaciones entre Etihad y TUI, el operador turístico más grande de Europa, sobre la formación de una aerolínea  conjunta al fusionar TUIfly con Niki (24% propiedad de Air Berlin) se derrumbaron a principios de este año.

Las acciones de Air Berlin cayeron el martes un 34 por ciento, a 0,51 euros, valorando la aerolínea en unos 60 millones de euros. Hace diez años la aerolínea tenía un valor aproximado de mil millones de euros. Mientras tanto, las acciones de Lufthansa subieron un 4,7 por ciento, ubicándose en 20,59 euros.

El sindicato de pilotos Vereinigung Cockpit (VC) culpó a las deficiencias de la gestión pasada en Air Berlin por sus problemas y expresó su enojo con Etihad. “Es un escándalo que Etihad esquive su responsabilidad y está dejando al personal de Air Berlin a la buena de Dios”, dijo el presidente de VC, Ilja Schulz, en un comunicado.

39 años. Argentino. Casado.
Profesional de IT por elección, Aeronáutico por vocación.
Casi piloto. Casi Spotter. Casi Ingeniero.
Viajero ocasional, nerd frecuente.
Pablo Díaz

Administrador

A %d blogueros les gusta esto: