diazpez@diazpez.com

La aviación ha dado lugar a varias manifestaciones artísticas, y la rama comercial no escapa a esta oportunidad. Cada tanto, iré presentando películas, libros u otras formas de arte que tengan que ver con aviación comercial.  Voy a empezar con una joya relativamente desconocida.

En sus inicios fue una obra de teatro premiada por su fuerte contenido y por lo novedoso de la puesta en escena: su guión es la transcripción casi textual de las cintas recuperadas de las “cajas negras” (Cockpit Voice Recorder, o CVR: de ahí el nombre de la obra, deletreada con el alfabeto fonético de uso común en aviación).
La obra y la película reproducen 6 accidentes, y al principio de cada acto se indica brevemente la causa del mismo: “Engelamiento” o “ingesta múltiple de aves”. Se le agregan los sonidos ambiente esperables para la situación, y al final de cada acto, se muestra la cantidad de víctimas del accidente representado.
No es, ni por asomo, una apelación al morbo: lo que se ve en la película, simple y crudamente, es un equipo de gente tratando de salvarse y salvar a sus pasajeros. Son pilotos, primeros oficiales e Ingenieros de vuelo dejando el alma mientras le pelean con profesionalidad al lógico pánico de la muerte casi segura.
Es gente siguiendo procedimientos y aplicando conocimiento hasta el último segundo. No tiene que ver con la tragedia. Se trata de seis historias de personas con responsabilidades enormes, cumpliéndolas hasta el último segundo de sus vidas.
Presenta seis casos, como decíamos:  American Airlines 1572, American Eagle 4184, Aeroperú 603, USAF Yukla 27, JAL 123, United 232.
La obra se presentó y tomó como referencia para brindar cursos de Crew Resource Management, fue galardonada por el Departamento de Defensa, la usó el Pentágono para entrenar tripulaciones y ha recibido decenas de galardones.
No es fácil de conseguir, ya que no hay plataforma on-demand que la tenga. Pero en la página hay opciones de streaming. En internet está, y es todo lo que voy a decir. Guiño Guiño.
http://charlievictorromeo.com
No es una peli fácil de ver. No es para un rato de relax pasatista. Son 81 minutos de drama. Pero merece una mirada.
39 años. Argentino. Casado.
Profesional de IT por elección, Aeronáutico por vocación.
Casi piloto. Casi Spotter. Casi Ingeniero.
Viajero ocasional, nerd frecuente.
Pablo Díaz

Administrador

A %d blogueros les gusta esto: