diazpez@diazpez.com
El Reino Unido tiene como plazo máximo el 31 de Marzo de 2019 para abandonar la Unión Europea, pero las aerolíneas no tienen dos años: necesitan respuestas a principios del año que viene.
Ryanair le pidió al gobierno del Reino Unido que “inicie negociaciones ya” con la UE, ante el riesgo cierto que todos los vuelos entre el Reino Unido  y UE sean cancelados a partir de marzo de 2019.
“El peor resultado podría ser que no haya vuelos. Esto puede parecer incomprensible, pero necesitamos que nos digan en qué circunstancias operarán los vuelos “, dijo David O’Brien, CCO de Ryanair en una reciente conferencia de prensa.
O’Brien admitió que estaba siendo “un tanto alarmista”, pero advirtió que esta es una coyuntura inédita y que las aerolíneas deberían estar nerviosas. “Parece que caminamos dormidos hacia ese resultado”, dijo.
El problema es que los horarios se fijan 300 días antes, reduciendo a la mitad el tiempo de negociación disponible. Reformular y reemplazar cientos de tratados no es un proceso rápido y es probable que la solución sea un memorando de entendimiento de transición, si no se decide nada más sólido.
“El Reino Unido dejará uno de los mayores sistenas de aviación en existencia”, dijo el profesor Brian Havel, de la Universidad DePaul, durante una serie de conferencias sobre el Brexit en Londres. “Esta es otra oportunidad para infectar el mercado único de la aviación de la UE con el virus del proteccionismo”.
Se especula que los gigantes europeos Air France-KLM y Lufthansa aprovecharán el Brexit como una oportunidad para conseguir una ventaja sobre sus competidores del Reino Unido.
Sin embargo, Havel dijo que los viejos derechos de rutas bilaterales del Reino Unido no han sido cancelados. Los viejos acuerdos están durmiendo bajo el nuevo marco de la UE y podrían revivirse. Del mismo modo, el acuerdo entre el Reino Unido y los EE.UU. tampoco está muerto.
Havel anticipa que la regulación de la aviación Europea será excepcional y manejada de manera diferente a otras industrias, a pesar de que los negociadores han dicho que todas las industrias serán tratadas por igual.
Havel instó al Reino Unido a “jugársela” y abrir un camino al eliminar las restricciones arcaicas de control y propiedad. “Es una oportunidad intrigante”, dijo, bajo la idea que la UE también quiere deshacerse de los límites de propiedad.
Pero esto no se trata sólo de derechos de ruta y de propiedad y control; Las implicaciones para la aviación se extienden por todas partes. También afecta a la EASA (European Aviation Safety Agency- Autoridad Aérea Europea) donde el Reino Unido – junto con Francia – ha sido responsable de dos tercios de las actividades normativas.
Otros ámbitos que se verán afectados son el Single European Sky (SES- el tratado por el cual se estableció el sistema de control de tráfico aéreo unificado), los vuelos transatlánticos con arreglo al acuerdo de cielos abiertos entre la UE y los Estados Unidos, así como vastas zonas de regulación en ámbitos como las tasas aeroportuarias, la protección de los consumidores, el medio ambiente, las ayudas estatales y las subvenciones . El Reino Unido tampoco será supervisado por el Tribunal de Justicia de la UE y tanto el Reino Unido como la UE perderán sus derechos recíprocos. Sin embargo, el Brexit no afectará la participación del Reino Unido en Eurocontrol.
Pero el mayor daño del Brexit por el momento es el impacto económico más amplio, ya que el mercado batalla con la incertidumbre y la debilidad de la libra que impacta directamente en las finanzas de las aerolíneas y los bolsillos de los pasajeros.
“Si Hollywood estuviera regulado como la industria de la aviación, seguiría haciendo películas mudas”, dijo, citando a un ex director ejecutivo de KLM. “El pasajero no tiene idea de la Convención de Chicago. Simplemente va al aeropuerto, pensando que es como la Internet del cielo, que puede subir a un avión e ir a donde quiera”.
Habrá que ver si el impacto de la desastrosa elección que hizo el partido Conservador el ultimo domingo, y las alianzas que deberá aceptar para poder formar un gobierno en minoría, endurecen o suavizan los próximos pasos del Brexit. Lo que sí es seguro es que, en materia de la aviación comercial del mercado más complejo del planeta, el reloj corre apuradito.
39 años. Argentino. Casado.
Profesional de IT por elección, Aeronáutico por vocación.
Casi piloto. Casi Spotter. Casi Ingeniero.
Viajero ocasional, nerd frecuente.
Pablo Díaz

Administrador